martes, abril 16, 2024

Mayordomías

Los Mayordomos toman su cargo un año antes, precisamente el 23 de mayo, de manos del Cura Párroco, el Cetro de Santa Quiteria, que representa la obligación y responsabilidad, de cumplir al año siguiente la Mayordomía, requiere mucha devoción, tener un corazón agradecido y sentir la alegría y el deseo de servir a Santa Quiteria.

Con la recogida de cetros, en ese mismo día comienza el constante ajetreo, que tendrán los Mayordomos y sus familiares, lo primero es visitar amigos y parientes mas cercanos, para hacerles participes y comunicarles la noticia de su próxima Mayordomía, quedando invitados desde ese mismo momento, invitación que se repetirá dos o tres veces al año, así hasta el mes de abril, que empiezan los preparativos donde se celebrara la Mayordomía.

Se empieza por recorrer las casas del pueblo, para pedir los tendios, cestas, tableros, mesas, sillas, bandejas, platos, vasos y cualquier otra cosa que pueda ser de utilidad, teniendo en cuenta que los invitados se contaran por varios cientos. Un gran grupo de Mujeres son las encargadas de elaborar los barquillos, flores y rosquillas que los Mayordomos ofrecerán a los invitados, y los hombres serán los encargados de preparar el refresco y la carne. Por ultimo se recoge la plata, rosarios y oro para la elaboración de “Los Cintillos”, con 15 días de antelación para que estén cosidos y preparados para el día 21. Día en el que se viste la carroza.

En la madrugada del 20 de mayo, se comienza a llamar a los invitados, para que acudan a la casa del Mayordomo/a para la elaboración de las caridades, fiesta conocida como la pinta de la caridad.

El día 21 de Mayo el Señor Párroco, pasa por las casa de los mayordomos, para bendecir las caridades, procediendo a su reparto por la diferentes calles del pueblo, sin dejar a ningún vecino sin ellas.

Esta misma mañana se viste la carroza, para lo que las Mayordomas trasladan los cintillos, que quedaran colocados en su lugar correspondiente, según la edad del Mayordomo, el de mayor edad, corresponde delante de la carroza, le sigue el lado derecho, después el izquierdo y el más joven la parte trasera.

Después vendrá, según corresponda, las vísperas y el refresco, el de mayor edad primeras vísperas el día 21, por la tarde, antes de la procesión, segundas vísperas el 22 por la mañana, al termino de la función, terceras vísperas el día 22, antes de la procesión, y por ultimo cuartas vísperas, el más joven el 23 por la mañana después de la función.

Las Vísperas es un convite que consistente en un refresco de limón, con sus bizcochos, barquillos, flores, pasteles y dulces. A ellas acuden además de los invitados por los Mayordomos, la directiva de la hermandad, la banda de música y las Autoridades.

La mañana del 23 de mayo termina el compromiso de los Mayordomos, que al finalizar la función, entregan de los cetros a los nuevos Mayordomos.